¿Por qué no funcionó ‘Un Mundo Extraño’?

¿Por qué no funcionó ‘Un Mundo Extraño’?

0

By Carlos Andrés Mendiola

Son extraños los designios de la audiencia… o quizás no tanto.

“Un mundo extraño” es la última película de 2022 de Disney luego de “Lightyear” y “Red”. Es el filme más incluyente y diverso del estudio. Es una apuesta importante para Disney con sus 180 millones de dólares de presupuesto, el primer personaje abiertamente gay y una distribución reducida pues a causa de ello no estrenará en, al menos, 20 mercados (China, Malasia, Indonesia, Nigeria, Ghana, entre otros). Para mala surte de Disney, ni la crítica ni el público están abrazando “Un mundo extraño”.

Los Clades, una familia de granjeros, son los protagonistas. Tiene una buena dinámica que se ve interrumpida cuando a Searcher, el padre, le es pedido acompañe a una expedición que permita resolver aquello que afecta el Pando, una planta que genera energía y que descubrió 25 años antes, en otra expedición. Al final, acaban yendo también Ethan, su hijo gay, Meridan, su esposa y Legacy, su perro. El viaje resulta también en un reencuentro con su padre, Jaeger, quién se quedó a seguir explorando en la misión anterior.

En “Un mundo extraño” hay mucha diversidad e inclusión. Searcher es blanco, Meridian de color y Ethan Mestizo. Callisto, la líder de Avalonia, pueblo al que pertenecen, de rasgos asiáticos. En el equipo de la exploración hay equilibrio entre mujeres y hombres y están presentes otros grupos raciales. Las mujeres tampoco están limitadas por su género. Vaya, el liderazgo es de una mujer y cuando se requiere un piloto, la solución está en Callisto. La homosexualidad de Ethan es mostrada con apertura y apoyo de parte de sus padres; no es un tema que lo sea. Sus amigos, entre quiénes está el chico que le gusta, hay más diversidad. Legacy, el perro mascota, es un can sin una pierna. La mezcla funciona de manera orgánica y refuerza el discurso de la cinta.

Sin dar spoilers, en el fondo de “Un mundo extraño” está como propuesta el que las especies deben aprender a vivir entre sí, dejándose de ver como una amenaza y entendiendo el equilibrio del mundo. Es una metáfora que se traslada al equipo de la expedición y a la familia Clades. Es un discurso política y ambientalmente relevante, pero no pega o impacta como debiera.

Para la crítica, “Un mundo extraño” es, según el consenso del meta sitio Rotten Tomatoes “un hito en términos de presentación, pero como experiencia narrativa, la aventura visual, le ofrece poco nuevo a la audiencia”. La audiencia, por su parte, parece coincidir. Aunque es una métrica difícil de interpretar, Cinema Score encuesta al público nada más van saliendo de la sala y les piden evalúen en una escala dónde lo mejor es una A+. El valor de la respuesta está en que se convierte en un cierto termómetro de cómo estará el boca a boca y ello se traduce en una menor caída en la taquilla cada semana.

Con una B, “Un mundo extraño” es la película animada de Disney con peor evaluación en su historia (la mayoría obtienen A+, A o A-). Por si fuera poco, la proyección para su primer fin de semana indica un debut máximo de 30 millones de dólares en EE. UU., monto que es la mitad de lo que “Encanto” hizo el año anterior y esos eran tiempos pandémicos. Entonces, si ése es su debut, “Un mundo extraño” está en problemas pues de ahí irá en descenso. Además, enfrentará competencia que incluye “El Gato con Botas 3”, “Pinocho de Guillermo del Toro” y hasta “Avatar 2” que, si bien no es animada, tiene mucho de ello y también sucede en “otro mundo”.

Ahora, a “Un mundo extraño” si bien la ayuda su propuesta visual y la presencia de un universo que sí se siente novedoso y que es estéticamente atractivo, no la ayuda el que recuerda inevitablemente a “Viaje al centro de la Tierra” y a “Triptofanito”; tampoco el que, aunque Searcher parezca el personaje principal y su conflicto la comunicación con su hijo, ello se diluye por darle espacio al tema del equilibrio y armonía. Ahí está la cuestión, los Clades son disfuncionalmente funcionales, pero en realidad no tienen mayores conflictos. Searcher no tiene un conflicto real. Entonces, cuando todo ha sucedido la película carece de un momento emotivo de impacto. A diferencia de lo que pasa, por ejemplo, en “Red”, la sorpresa (que la hay) no está ligada al viaje emocional y, por ende, se diluye y se queda como una más. No es extraña, por irónico que parezca, sin una conexión real o un corazón que una todo, los latidos se quedan si eco y eso es lo que está haciendo que sí sea “extraño” lo que sucede en “Un mundo extraño”, pero no memorable.

Puedes leer el artículo completo en: : ¿Por qué no funcionó ‘Un Mundo Extraño’?

COMENTARIOS

Leave a Reply