Qué es el marketing mix: hay vida más allá de las “cuatro...

Qué es el marketing mix: hay vida más allá de las “cuatro P”

0

By Pablo Petovel

El marketing mix es el conjunto de estrategias que lleva adelante el departamento de mercadotecnia de una compañía para promocionar su marca o alguno de sus productos o servicios.

A su vez, el marketing mix digital es la adaptación de esa combinación de esas acciones a un contexto actual dominado por las herramientas de mercadotecnia en línea, incluidas, por supuesto, las redes sociales.

Los objetivos del marketing mix apuntan a hacer un análisis de los comportamientos, por un lado, de los mercados en los que se busca intervenir; por otro, de los potenciales clientes o consumidores.

La idea es desarrollar acciones que apunten a vender (si es un producto o un servicio) o a hacer retención y fidelización de clientes (si se está buscando posicionar una marca).

Conceptualmente, el marketing mix se usa para especificar cada una de las herramientas y de las variables que estarán al alcance de los responsables de mercadotecnia. En un entorno digital, es la adaptación a este nuevo contexto de las muy reconocidas “cuatro P”: producto, precio, plaza (place o lugar) y promoción (o publicidad).

Por si no lo recuerdas, las “cuatro P” buscan responder a las clásicas cuatro preguntas del marketing: ¿Qué necesidades tiene el cliente? ¿Cuál será el costo que se tendrá para satisfacer al cliente y que beneficios económicos tendrá esa acción? ¿Cuáles serán los canales de distribución más útiles? y ¿Dónde, cómo y cuándo se comunicará a los potenciales clientes sobre el producto, servicio o marca?

A la vieja estrategia de las “cuatro P”, desde una de las perspectivas más modernas, se le pueden agregar otras variables que deben ser tenidas en cuenta para un efectivo mix marketing: el packaging, el posicionamiento, la gente (people) y la política. Allí llegaríamos a las “ocho P”, siempre que estén combinadas en un mix armónico.

En resumen, tener un gran producto es sólo la primera parte para que un negocio funcione. Se necesita dar a conocer al público la existencia del producto, explicar sus bondades y qué necesidades satisface y lograr que las personas se “conecten” con el producto.

La combinación de marketing de una empresa es el conjunto de acciones para lograr este objetivo.

Un buen mix marketing

Un buen marketing mix debe contener una amplia variedad de estrategias que serán las que le permitan a una empresa dirigirse a un mercado específico y desarrollar una imagen de marca que atraiga a los clientes.

En un plan de mercadotecnia, o en los pasos específicos que toma una compañía para darse a conocer, el marketing mix identifica todos los elementos que influyen en un mercado objetivo ideal y cómo funcionan juntos para poder aumentar su alcance.

Un marketing mix óptimo es esencial tanto para la estrategia a corto como a largo plazo.

Las empresas de hoy buscan especialistas que combinen planes de mercadotecnia, desde la investigación de mercado inicial y la identificación de los valores fundamentales de una marca, hasta de los productos más viables comercialmente.

Un marketing mix ideal se centra en objetivos y ajusta cada variable para alcanzar el nivel de ventas ideal.

Además, al utilizar diferentes herramientas entremezcladas permite que la estrategia sea flexible y pueda responder a distintos comportamientos de compra de los clientes.

El marketing mix también es una parte importante en lograr una buena identidad de marca, proceso clave para diferenciarse de los competidores y llegar a nuevas audiencias.

Cómo nació el marketing mix

El término “marketing mix” apareció por primera vez en los años 50 del siglo pasado, durante un discurso del especialista en mercadotecnia Neil Borden.

Otro profesor de marketing estadounidense, E. Jerome McCarthy, posteriormente refinó las ideas de Borden en las conocidas “cuatro P” de las que hablamos antes.

Las “cuatro P” de la mercadotecnia son también conocidas como las “cuatro C”, como una forma de hacerlas útiles en el marketing digital y bien apuntadas a las necesidades del cliente en lugar de la creación de productos. Las “cuatro C” son consumidor (producto), costo (precio), conveniencia (plaza) y comunicación (promoción).

Desde otra perspectiva, y a medida de que las estrategias de marketing se han expandido, las “cuatro P” se han transformado para incluir más elementos, como evidencia física, procesos y personas.

Esas nuevas “siete P” del marketing adoptan un enfoque más holístico de las estrategias de mercadotecnia, considerando cualquier cosa que pueda influir en la perspectiva del consumidor.

Puedes leer el artículo completo en: : Qué es el marketing mix: hay vida más allá de las “cuatro P”

COMENTARIOS

Leave a Reply