8 pasos para mejorar tus emails de marketing

8 pasos para mejorar tus emails de marketing

0

By Juan Merodio

El email todavía es la herramienta número uno en el mundo de los negocios, tanto para comunicación interna como para comunicación externa.

Es cierto y por suerte, que poco a poco se van integrando nuevas herramientas de comunicación, sobre todo a nivel interno que son más productivas que el email, pero la realidad es que a día de hoy sigue siendo la herramienta más usada, y desde el punto de vista de marketing digital y de ventas una de la más de las más efectivas, sobre todo cuando la integramos con otras acciones de email marketing.

Mejora tus emails de marketing

Saber cómo redactar y utilizar los emails puede cambiar radicalmente los resultados de tus ventas en internet, y eso es de lo que te quiero hablar aquí, de 8 pasos que debes seguir para mejorar tu email marketing.

  1. EL ASUNTO

Escribe asuntos que sean realmente impactantes, hay muchas estadísticas, pero de media dicen que el 47% de los usuarios deciden si abrir o no un email en función del asunto.

Piensa qué es lo que hace que abras un email cuando es de alguien que no conoces, normalmente lo que se mira es el asunto, y si el asunto te llama la atención lo abres, si no lo borras, si detectas que es publicidad, que es spam, no lo abres, por lo tanto el asunto es la primera parte que tenemos que trabajar eficientemente.

Puede que el contenido del email esté genial y sea súper útil para la persona que lo mandas, pero si no consigues generar su atención con el asunto lo va a llevar directo a la papelera, y ni él va a recibir esa información, ni tú vas a conseguir tu objetivo, por lo tanto dedica tiempo a trabajar bien estos asuntos.

Escribe asuntos que sean muy claros con la intención del mensaje, algo que genere esa curiosidad, utiliza todas las estrategias creativas que puedas, mantén la longitud de los asuntos entre 60 y 70 caracteres, utiliza palabras clave que estén relacionadas, que sean relevantes al principio del asunto.

Si el email tiene cierto carácter de urgencia utiliza esa palabra, si juegas con la escasez, por ejemplo oferta últimas 24 horas, o solo nos quedan tres unidades de este producto, utilízalo en el asunto.

Todo eso al final lo que genera es esa sensación de que te lo vas a perder, y que tengo que abrir este email para ver si esto es para mí, no quiero perder la oportunidad.

  1. VE AL PUNTO FINAL

Vete al punto final lo antes posible, es muy importante que el usuario desde el principio del email perciba lo que va a obtener si abre el correo, independientemente de que sea más largo o más corto, pero evita el formato novela, en el sentido de que muchas veces no te enteras del desenlace hasta el final.

Puede que haya emails que le quieres dar un carácter de storytelling y tengan sentido, perfecto, estoy hablando a nivel de emails generales, luego cada caso se tendrá que particularizar, pero procura que el usuario rápidamente perciba ese valor que le va a entregar el email.

  1. SÉ CONCISO

Tienes que ser todo lo conciso que puedas, pero aquí quiero hacer también una pequeña inflexión, aquí hay distintos tipos de opiniones sobre que los emails tienen que ser muy cortos porque si no la gente no los lee, otros que tienen que ser largos, etcétera.

La realidad es que hay de todo, y os lo digo por distintas pruebas que hemos hecho con emails cortos, emails moderados, o emails muy largos, y dependiendo el caso, unas veces han funcionado mejor unos y otras veces han funcionado mejor otros.


Por lo tanto detecta y conoce a tu audiencia, y redacta los emails en función de qué es más interesante para ellos.

Si detectas que tu audiencia prefiere emails largos donde se cuentan más cosas, pues dale emails más largos, si a lo mejor es una audiencia que lo que busca es algo mucho más rápido, pues envía emails mucho más directos, mucho más cortos.

  1. SÉ PROFESIONAL

Aunque sea algo obvio, esto también es importante, sé profesional.

Al final estamos hablando de negocios, y tenemos negocios de productos, de servicios, de lo que sea, me refiero a que en definitiva, estamos intentando vender algo, por lo tanto tenemos que ser profesionales y transmitir esa profesionalidad.

Cuida mucho el diseño, la manera en la que escribes, es cierto que hay ciertas marcas que al final van a cierto público concreto y pueden utilizar algún lenguaje con un poco más de jerga lingüística, perfecto, está bien, al final lo importante es impactar a la audiencia a la que quieres.

Obviamente no podemos hablar igual a una audiencia ejecutiva de edad media 50 años, que a unos chicos de 18 años, el mensaje es totalmente distinto. Si utilizásemos el mismo tipo de comunicación cruzada para ambas edades, sería un error.

Por lo tanto adaptemos el mensaje a cada una de nuestras audiencias.

  1. ESTRUCTURA DEL EMAIL

Trabaja la estructura del email para que sea más cómodo de leer, o más fácilmente legible.

Segmenta las ideas en distintos párrafos, haz que los párrafos no sean muy largos, sabes que al final cuando los párrafos son muy largos cuesta más leerlos, entonces es preferible mayor número de párrafos, y dejando además espacio entre ellos.

No pongas todo junto, sin espacio entre párrafos, o todo el texto seguido, porque al final la percepción del usuario es que es un “mazacote” infumable.

En cambio, cuando jugamos con distintos párrafos, intercalamos alguna imagen, distintos tipos de titulares, de subrayados, etcétera, todo eso da una percepción mucho más cómoda de leer, y aunque el email sea largo, el usuario, si le interesa, va a leerlo.

Dependiendo la herramienta de email marketing que utilices, hay algunas herramientas que te dicen de media como han leído los usuarios los emails.

Nosotros por ejemplo, con la que trabajamos podemos ver cada uno de los emails si el usuario lo ha leído rápido, o ha dedicado tiempo a leerlo, lo cual nos es muy útil a la hora de entender lo que comento.

Con esto detectamos en nuestro tipo de usuario si prefiere un email más corto o un email más largo, todo esto es conocimiento de nuestros suscriptores, o clientes.

  1. MENSAJE POSITIVO

Intenta darle siempre un aire positivo al mensaje. En general a las personas nos gusta recibir mensajes positivos, creo que ya tenemos alrededor demasiados mensajes negativos, por lo que recibir emails positivos son más agradables de leer, tienen más oportunidad de abrirse, más oportunidad de empatizar con tu audiencia, por lo que incluso aquello que puede ser negativo, siempre dale la vuelta, intenta convertirlo en positivo, y de alguna manera haz que tu usuario saque una sonrisa aunque sea virtual con el mensaje que le estás transmitiendo.

  1. LLAMADA A LA ACCIÓN

Incluye llamadas a la acción siempre en tus emails.

Piensa cuál es el objetivo del email e incluye una llamada a la acción, bueno, puede ser que el correo sea meramente informativo, bien, si a lo mejor el objetivo es informar solamente, que lean un comunicado, y que no haya nada más, como por ejemplo, me lo invento, un email que manda la comunidad de propietarios a los vecinos para informar de que la piscina se va a abrir tal hora, ahí no buscan una acción concreta, simplemente es una mera información, bueno pues ahí no vamos a poner un CTA, una llamada a la acción.

Pero en ese caso concreto, no estamos hablando de temas comerciales, cuando hablamos de temas comerciales obviamente tiene que haber una llamada a la acción que queremos que haga el usuario.

Según si queremos que nos compre directamente, queremos que nos solicite más información, o le queremos llevar un formulario, queremos que nos contacte, que nos haga una llamada de teléfono, dependiendo cuál es el objetivo de cada uno de tus emails utilizaremos distintos tipos de llamada a la acción.

A partir de ahí, tienes que destacar las llamadas a la acción, puedes utilizar botoncitos con colores que funciona muy bien, y hazlo en distintas partes del texto, dependiendo de la longitud del email, pero si el email es relativamente largo utiliza la llamada a la acción varias veces a lo largo del email.

Si utilizas varios CTA, puedes cambiar los textos e incluso los colores.

  1. REALIZA UN DOBLE CHECK

Por último, revisa todo bien y haz un doble check antes de enviar el email, esto es muy importante porque cuando redactamos un correo es muy fácil equivocarnos en algo, que haya alguna falta gramatical, de ortografía.

Siempre es preferible retrasar cinco minutos el envío del email, a cometer algún error por sacarlo deprisa, por esto es muy importante el doble check.

Puedes enviarte siempre una prueba a modo borrador del email y revisar todo concienzudamente, que está todo bien escrito, que no hay faltas de ortografía, que no hay ningún error, revisa todos los enlaces que llevan bien a los sitios, que las imágenes se ven bien y que aparece todo colocado, revisa cómo se ve en un ordenador y en un dispositivo móvil, recuerda que gran parte de los usuarios que reciban tu email lo abrirán desde dispositivos móviles.

A lo largo del tiempo os puedo decir que de los emails que mandamos siempre hacemos esta verificación, y me atrevería a decir que por encima del 60 por ciento de las veces detectamos algo en este doble check, por lo que es muy importante que hagas todo esto antes de enviarlo definitivamente a tus clientes o potenciales clientes.

Toma nota de estos 8 pasos y aplícalos para mejorar tus emails de marketing, si los trabajas constantemente verás cómo poco a poco van mejorando las distintas métricas del email, el ratio de apertura, el ratio de clics, y lo más importante, los que estamos buscando, las conversiones.

La entrada 8 pasos para mejorar tus emails de marketing se publicó primero en Juan Merodio.

Puedes leer el artículo completo en: : 8 pasos para mejorar tus emails de marketing

COMENTARIOS

Leave a Reply