En esta campaña, Ryan Reynolds trata de encontrar un buen eslogan para...

En esta campaña, Ryan Reynolds trata de encontrar un buen eslogan para su marca (y falla)

0

By Alejandro Chavez

  • De acuerdo con The Drum, la campaña de Reynolds se distribuyó a través de un email de su compañía

  • YouGov apunta que el actor es considerado la celebridad número 79 más popular en la época contemporánea

  • El grupo que más admira a la estrella son los millennials, pues tres de cada cuatro jóvenes tienen una buena opinión de él

A pesar que el influencer marketing tiene cada vez más fieles, las celebridades tradicionales son todavía una gran herramienta publicitaria. Desde hace años, se considera que el duo entre estas estrellas y los esfuerzos de difusión son una técnica exitosa. Si bien no está libre de riesgos, y hasta pueden meter a las marcas en problemas. Cualquier campaña que utilice a estas personalidades suele tener mayor éxito y atención solo por su presencia.

Pero es particularmente entretenido cuando la celebridad en cuestión tiene total libertad creativa con respecto a la dirección de la campaña. Este es el caso de American Gin, una compañía propiedad de Ryan Reynolds. El protagonista de Deadpool y Detective Pikachu lanzó un nuevo anuncio, donde lucha por encontrar un buen eslogan para la bebida alcohólica. Spoiler Alert: fracasa una y otra vez, a lo largo de todo el comercial.

¿Es mejor una campaña en control de sus celebridades?

No es la primera vez que una campaña es influenciada por la personalidad de su protagonista. Arnold Schwarzenegger y LeBron James protagonizaron en abril un anuncio para su proteína Ladder, que también se inclinó al lado cómico. Reebok, por su parte, aprovechó al máximo la personalidad de Cardi B para una de sus iniciativas más atrevidas. Incluso Oreo dejó que un extravagante cantante escocés tomara las riendas de su marca para un proyecto social.

Este concepto más complejo de un actor no solo puede verse en una campaña publicitaria. De hecho parece ser una tendencia general en la industria de la creación de contenido. Según We Got this Covered, películas como Thor Ragnarok se han visto muy beneficiadas por la libertad creativa que se le ha dado a sus estrellas. Asimismo, según The Huffington Post y Collider, ya no es extraño ver a estrellas tomando roles de dirección o guionismo con grandes resultados.

Ya se ha dicho que las celebridades, por su simple magnetismo social, tienden a hacer más efectiva cualquier campaña. Pero tal vez las marcas deberían empezar a considerar otras formas de sacar mayor provecho a sus inversiones. En lugar de solo poner a los actores en pantalla para funcionar como imanes, podrían ayudarles a dar rienda suelta a su creatividad. Así, cuando menos, se podría crear un mensaje un poco más auténtico para la audiencia.

Puedes leer el artículo completo en: : En esta campaña, Ryan Reynolds trata de encontrar un buen eslogan para su marca (y falla)

COMENTARIOS

Leave a Reply