El espíritu de Bolívar en América Latina

El espíritu de Bolívar en América Latina

0

By Federico Torres

Gustavo Petro llegó a la presidencia de Colombia y con él, suman 10 las naciones que tienen ciudadanos de Latinoamérica bajo banderas de izquierda que en los últimos años ha ido ganando espacios, haciendo de este proceso “un giro o una nueva ola”, que ha envuelto a muchos pero que aún no impacta a países como Brasil, Ecuador, Guatemala, Paraguay y Uruguay, convirtiéndose este bloque de cinco países en el último bastión de gobiernos democráticos de derecha.

Como dato relevante, Colombia nunca había tenido un gobierno de izquierda en su historia; se estrenan los ciudadanos de este hermoso país, con un conductor que proviene de las filas de la guerrilla y es impulsor de la agenda del Foro de Sâo Paulo que tiene como objetivo presentar el socialismo del siglo XXI en América Latina.

La reflexión ante esta realidad que presiona a los gobiernos de derecha, posicionados como neoliberales por los mismos integrantes del Foro, es revisar si este crecimiento de la izquierda obedece a que se han dejado de impulsar políticas públicas atractivas ante el electorado provenientes de los gobiernos conservadores, o si el mensaje o la retórica populista de los líderes de izquierda, convence más a los ciudadanos que se cansaron de los bajos resultados en algunos sectores gubernamentales.

Los precursores de este movimiento que va en ascenso eran solo tres, José Mujica en Uruguay, Fernando Lugo de Paraguay y Michelle Bachelet de Chile que tuvo dos periodos de gobierno.

Los mencionados exmandatarios tuvieron buenos resultados en su ejercicio de gobierno. Cumplieron sus periodos y por su mente nunca pasó la idea de perpetuarse en la casa de gobierno convirtiendo su liderazgo en autocracias como Venezuela y Nicaragua, situación que sí representa un peligro para las democracias.

Las naciones de izquierda, está en los datos oficiales, tienen serios problemas fiscales que los limita en su crecimiento. Pasan también por crisis económicas que ante su incapacidad dejan que estas crezcan. Basta revisar el gobierno de Pedro Castillo en el Perú que lleva ya más de seis gabinetes en menos de un año de gobierno y que no logra nivelar el rumbo de la nave Inca descuidando la interlocución con sus vecinos por la problemática interior que no se acomoda.

Ante esta encrucijada la sugerencia al ciudadano latinoamericano es que revise los números y las métricas que alcanza el líder gubernamental de su país y ponga en la mesa de decisiones su elección de apoyar a tal o cual color partidario de acuerdo a su eficiencia.

En la agenda electoral de este año está Brasil que ha programado para octubre su proceso y que tiene de nuevo a Lula Da Silva, representante de la izquierda y fundador del Foro de Sào Paul, con un amplio 49 por ciento de las preferencias sobre el actual mandamás brasilero Jair Bolsonaro.

De ganar Lula, la región se pintará de rojo como ya sucedió en el año 2000.

El análisis de esta semana se centra en dar cuenta del avance de la izquierda en Latinoamérica, esto es un hecho consumado, pero el reto para estas naciones es demostrar que los resultados están por encima de la ideología y las falsas retóricas.

Nos encontraremos más adelante.

Puedes leer el artículo completo en: : El espíritu de Bolívar en América Latina

COMENTARIOS

Leave a Reply