Sobre directivos, redes sociales y comunicación empresarial

Sobre directivos, redes sociales y comunicación empresarial

0

By Enrique Dans

Se me había pasado reseñar este artículo, «La asignatura pendiente de Ana Botín, la banquera ‘influencer’» (pdf), para el que me llamó por teléfono Juan Delgado, redactor jefe de economía de Vozpópuli, y que publicó el pasado día 14.

El papel de los directivos ante las redes sociales es un tema que he traté mucho hace años, cuando las redes sociales en internet empezaban su proceso de difusión como innovación, pero sobre el que llevaba bastante tiempo sin escribir. Básicamente, mi idea es la misma que tenía entonces: que un directivo de una compañía renuncie a estar en redes sociales es un problema que le impide trabajar para generar valor a sus accionistas. Todo directivo de cierto nivel tiene, además de su papel como gestor, otro como figura que representa a la compañía, y que renuncie a él es simplemente una forma de inadaptación al contexto – a un contexto en el que ese tipo de recursos, que hoy ocupan un papel central en la comunicación, pueden representar una importante ventaja para la compañía.

Desgraciadamente, ejemplos como el de Ana Botín son muy poco habituales en la gran empresa española, en la que tiende a predominar aún la cultura directiva del siglo pasado, la del directivo como figura que ejercía fundamentalmente el valor de la discreción. Ejemplos como el de Marcos de Quinto en su época en CocaCola o Eduardo Fernández en su paso por BlackBerry fueron pioneros en España utilizando profusamente las redes sociales como canal de comunicación, algo que utiliza también desde hace ya algún tiempo Antonio Huertas, CEO de Mapfre, con sus habituales vídeos en LinkedIn.

El hecho de que siga siendo bastante difícil encontrar directivos de grandes empresas españolas en redes sociales no deja de ser una prueba clara de que a esas grandes empresas españolas aún les queda mucho que modernizar. La interlocución clara y directa que busca una sociedad acostumbrada desde hace tiempo a la presencia de las redes sociales es algo que, para muchas grandes compañías españolas, sigue resultando impensable o directamente imposible.

¿Riesgos? Todo tiene riesgos, por supuesto. Pero con la asesoría y la cultura empresarial adecuadas, las posibilidades de humanización de la imagen corporativa y de rentabilidad comunicativa son absolutamente impagables. Una forma de traer aire fresco a estilos comunicativos habitualmente basados en aburridas notas de prensa, que además, posibilita una velocidad de reacción mucho más elevada ante potenciales problemas. Un anuncio de un directivo en una red social puede llegar a tener un nivel de llegada muchísimo más elevado cuando se hace a través de su perfil en una red social que cuando se hace enviando la apolillada y clásica nota de prensa a los medios a través de la agencia de turno, y no aprovechar esas posibilidad supone, cada día más, un lucro cesante, tanto en términos corporativos como de marca personal.


Puedes leer el artículo completo en: : Sobre directivos, redes sociales y comunicación empresarial

COMENTARIOS

Leave a Reply