Si aún no has oído hablar de Extinction Rebellion, ve preparándote…

Si aún no has oído hablar de Extinction Rebellion, ve preparándote…

0

By Enrique Dans

Extinction Rebellion, abreviado como XR, es un movimiento de activismo pacífico que trata de influir sobre las políticas medioambientales globales para minimizar el cambio climático y disminuir la probabilidad de un próximo evento de extinción humana.

Nació en el Reino Unido en mayo de 2018 tras una declaración de principios firmada por casi cien intelectuales, científicos y figuras públicas de muy recomendable lectura reclamando un plan creíble para la rápida descarbonización total de la economía en 2025, que los gobiernos digan la verdad a sus ciudadanos, y la instauración de una democracia participativa. Por el momento, además de en el Reino Unido, país en el que están siendo especialmente activos, tienen capítulos locales en Alemania, Australia, Bélgica, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos, Holanda, Italia, Francia, Noruega, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Suiza, y tienen un llamamiento abierto para la participación en otros países.

El movimiento sintoniza con otros también muy activos como los jóvenes estudiantes de Climate Strike, ha recibido el apoyo de Greta Thunberg, y puedes ir preparándote para verlos en algún momento en tu país. Es la consecuencia lógica de la ruptura del contrato social debido a la inacción de unos gobiernos que o bien no hacen absolutamente nada alegando que las posibles acciones son imposibles, o plantean soluciones en plazos completamente absurdos que ya no llegarían a tiempo para solucionar nada.

Llegar a la meta de descarbonización de la economía en 2025 implicaría retirar de las carreteras 38 millones de vehículos diesel y de gasolina y desconectar 26 millones de calderas de gas en seis años. La Energy & Climate Intelligence Unit considera que esas demandas son una ambición que, en cuanto a marco temporal y desde un punto de vista técnico, económico y estadístico, no tienen absolutamente ninguna posibilidad de cumplirse, pero aún así, apoya el movimiento y sus acciones como forma de activismo. En muchos sentidos, el movimiento tiene un carácter reivindicativo radical, en modo “seamos realistas: pidamos lo imposible”, pero eso no lo hace ni menos interesante, ni menos necesario. Idealista sí, pero un movimiento decididamente serio, con fuertes e importantes voces muy autorizadas que lo apoyan, y con una importancia fundamental a la hora de contribuir a la mentalización de muchos.

El activismo ecológico ha pasado a su siguiente fase, y va a entrar en la agenda política sí o sí. Los negacionistas y los irresponsables van a tener cada vez menos espacio. Sé responsable y entérate de lo que está pasando, de su importancia y de su dimensión. Sacúdete la caspa, el cuñadismo y la desinformación. Cada vez más, vamos a ver desarrollarse y crecer movimientos como Extinction Rebellion, Plan B Earth o Climate Strike en todos los países, a medida que las evidencias de lo que está pasando crecen y se hacen más evidentes. Los políticos y gestores que decidan seguir minusvalorándolo o ignorándolo en sus programas, ya pueden ir pensando en las consecuencias.


Puedes leer el artículo completo en: : Si aún no has oído hablar de Extinction Rebellion, ve preparándote…

COMENTARIOS

Leave a Reply