Pivotando la manzana…

Pivotando la manzana…

0

By Enrique Dans

Frente a los agoreros que hablan de Apple como una compañía incapaz de innovar desde la muerte de su fundador, las cifras prueban claramente que su éxito es completamente incuestionable: Tim Cook recibió una compañía en 300,000 millones de dólares, y fue capaz de situarla por encima de los mil millones, superando todo tipo de problemas y crisis. En el momento de escribir estas líneas, la valoración de Apple está en torno a los 900,000 millones, por encima de los 190 dólares por acción, frente a los alrededor de 55 que valía en octubre de 2011 cuando falleció Steve Jobs.

Sin embargo, y a pesar de una evolución indudablemente positiva, el futuro de Apple pasa por una descomunal reorientación estratégica, uno de cuyos principales elementos seguramente veremos mañana lunes: la compañía que lleva toda su historia dedicándose a la venta de dispositivos y de electrónica de consumo, un mercado en el que sus competidores copian sus novedades en plazos cada vez menores y plantean productos progresivamente más competitivos, planea una orientación cada vez mayor al mercado de servicios que lleva mucho tiempo fraguándose, con una oferta cada vez más completa de suscripciones que irán desde las actuales a música, almacenamiento o aplicaciones, hasta ámbitos como los contenidos televisivos, las noticias y publicaciones periódicas, o posiblemente, incluso áreas como la salud o los servicios bancarios.

Muchos de los elementos que la compañía considera importantes para esa reorientación han sido anunciados recientemente: una vocación cada vez más clara por la privacidad, una creciente investigación en busca de garantías para la integridad de las noticias, o una búsqueda de socios para su negocio de contenidos, que ha llegado a incluir especulaciones sobre una posible adquisición de una de las mayores factorías de contenidos: Netflix. La compañía de Reed Hastings, que mantiene una relación muy cordial con Apple, ha negado sin embargo todos los rumores y ha afirmado, además, que no participará en su plataforma de contenidos televisivos porque considera la propiedad de los datos como absolutamente fundamental para su negocio.

Sin duda, el año 2019, que comenzó con un anuncio de revisión a la baja de sus finanzas, está resultando importantísimo para una compañía que, obviamente, no renunciará a su esencia de diseño y venta de dispositivos de electrónica de consumo – lo siguiente, según algunos, es un dispositivo para realidad aumentada – pero que pretenderá construir una parte significativa de su oferta y de su diferenciación en base a los servicios.

No es habitual presenciar la reorientación estratégica de una de las compañías más grandes y más conocidas del mundo, pero todo parece indicar que nos disponemos a ello.


Puedes leer el artículo completo en: : Pivotando la manzana…

COMENTARIOS

Leave a Reply