Netflix innovó en streaming pero no en sus prácticas laborales, ahora paga...

Netflix innovó en streaming pero no en sus prácticas laborales, ahora paga las consecuencias

0

By Octavio Noguez

  • Facebook es otra de las marcas que como Netflix, enfrentan graves problemas en innovación, porque no la llevan a la relación con sus empleados.

  • Un estudio proyectado por Statista, nos advierte el serio problema de inclusión y sirve como referencia para entender los tremendos pendientes que hay en el mercado laboral.

  • Ser una gran compañía y mostrar historias a través de novedosos canales como el streaming, no salva de cometer los viejos errores en administración de talento.

La marca líder en el mercado de streaming, Netflix, tiene un serio problema en gestión de talento y es que es el mal que más adolece el promedio de empresas y aunque el sector tecnológico pareciera estar a la vanguardia al respecto, nada más alejado de la realidad lo demuestran cifras al respecto.

Un estimado muy sustancioso realizado por Statista, advirtió cuál era la representación de las mujeres en el mercado tecnológico y el dato sirve a esta nota para entender el estado real en que se encuentran estas empresas, sinónimo de innovación, en términos reales de inclusión.

La proyección advirtió en su momento que en compañías como Apple, por ejemplo, que es la de mayor valor de marca en el mundo, las mujeres apenas representaban el 34 por ciento del total de su recurso humano, mientras que en otras grandes empresas como Microsoft, que es una de las más conocidas en la industria, apenas suman el 29 por ciento de mujeres en el total de su fuerza laboral.

El problema en Netflix

Netflix tiene un serio problema en gestión de talento y una protesta que se preparó contra la empresa, opaca los éxitos que recientemente ha tenido, con historias como El Juego del Calamar.

La plataforma ha dicho a través de su co-CEO, Ted Sarandos, que simplemente “la regó”, en la forma como respondió a colaboradores transgénero que se protestaron contra los comentarios discriminatorios que el afroamericano Dave Chapelle hizo en un especial para la plataforma, en donde compara a las personas transgénero con el black face, que es una técnica de maquillaje donde se simula ser afroamericano.

El tema racial es el centro de los contenidos “humorísticos” que el cómico afroamericano realiza y que le habrían dando la oportunidad de ganar más de 20 millones de dólares por dos capítulos. El pago por talento, en contraste con el polémico despido que la plataforma hizo del empleado, quien habría revelado lo pagado a Chapelle, es parte de los grandes pendientes que hay en la plataforma y que la han llevado a establecer pésimos referentes en el mercado.

Tras estos hechos, una protesta se organizó a las afueras de las oficinas centrales de Netflix, donde miembros de la comunidad LGBT+ y aliados de estas personas se manifestaron y exhibieron el serio problema en gestión de talento que enfrentan las grandes compañías tecnológicas.

This was the scene at @netflix in LA earlier.

I expected employees to walk and allies to rally…

I didn’t expect a free speech counter protest.

It got heated for a time with some screaming bouts.

Now back at a gentle boil.

Employees here are upset. @NBCNightlyNews tonight. pic.twitter.com/j41Ok3LrGP

— Steve Patterson (@PattersonNBC) October 20, 2021

Facebook paga para evitar escándalos laborales

Ahogar con dólares es el último recurso al que han recurrido las marcas tecnológicas en este ánimo por lograr salir ilesas ante las demandas laborales que enfrenta y que en su caso la llevaron a pagar 14 millones de dólares, luego de que empleados estadounidenses acusaron de discriminación a la compañía, asegurando que esta priorizó la contratación de talento extranjero, en prejuicio de ellos.

Esto ocurre luego de que a finales de 2020 el gobierno de Donald Trump acusó a la empresa de reservar de forma ilegal plazas laborales para contratar a extranjeros altamente capacitados en lugar de talento local.

Las prácticas laborales no son las mejores en el mercado tecnológico. Por un lado tenemos a una Netflix que prefirió mantener un especial que le costo, tan solo en talento de un comediante afroamericano, más de 20 millones de dólares, en lugar de atender las críticas lanzadas por empleados transgéneros, llegando incluso a despedir a un empleado quien habría sido el responsable de revelar los ingresos de Chapelle por su burla a la comunidad LGBT+.

Del otro lado tenemos a Facebook, una empresa que fue multada por reservar espacios laborales para extranjeros, en lugar de reclutar a talento local. El reto es grande y la innovación que llevan a equipos, es momento de llevarla a los equipos, pero de trabajo en estas poderosas compañías.

Ahora lee:

Puedes leer el artículo completo en: : Netflix innovó en streaming pero no en sus prácticas laborales, ahora paga las consecuencias

COMENTARIOS

Leave a Reply