La historia real de un educador que ha dejado de educar para...

La historia real de un educador que ha dejado de educar para robar sueños

0

By Isra Garcia

Hace unos días, una lectora de este blog me contó una historia real. Una que tiene que ver con ella, con su hijo y con un profesor que no profesa. Hablamos de un educador que no educa, una historia “, somos los que tenemos también que empezar a actuar. Los padres, a veces por falta de tiempo, dejamos pasar las cosas como simples anécdotas. Y como dice “El arte de educar“, nuestros hijos miran hacia donde nosotros estamos mirando, por eso la emergencia educativa no está en ellos, está en nosotros”.

Un educador que roba sueños no es educador

Sobre esta persona no hay mucho que decir. Cada uno tiene los que se merece, él sabrá el precio que está pagando por su ignorancia, aturdimiento mental y bloqueo emocional. Alguien mejor equipado y preparado debería relevarle, y entonces que pudiese ser orientado hacia su verdadera vocación, si es que la tiene.

No podemos hacer leña de un árbol caído. Ni tampoco pagarán justos por pecadores, pero esto es los que ha sucedido. El hecho es innegable, el impacto es tremendo, y la responsabilidad demasiado importante para ser soportada por un educador con tal nivel de mediocridad, mezquindad, incoherencia, egoísmo e insensibilidad.

Si queremos una mejor educación, empecemos por ser personas íntegras. Luego continuemos por ser extremadamente exigentes, a nivel de excelencia humana y profesional, con quién va a liderar a nuestras más jóvenes generaciones.

Un mensaje para Tomás

Lo importante va para Tomás, sigue proyectándote hacia lo que te mueve, y no dejes que nada ni nadie te detenga. No permitas que ellos conviertan sus limitaciones y lastres en los tuyos. Estamos ahí, a tu lado, apoyándote, siempre.

Nadie puede robar nuestros sueños, no hay persona en el planeta tierra que tenga el derecho de hacer algo así. Y quien se atreva a hacerlo pagará por ello con el mayor de los males, el arrepentimiento.

Son los profesores los que tienen que potenciar el potencial de un niño sin importar de donde vienen, quiénes son, cuánto tienen, ni que estén alineados con su sistema de valores o no.

Esa es su labor, y viene con una empatía descomunal por defecto, y si no, no pueden educar.

Atribución imagen: Maryland State Ed Association.

IG – Empowering people, business and communities. – isragarcia.es // isragarcia.com

La entrada La historia real de un educador que ha dejado de educar para robar sueños aparece primero en Isra García – blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media..

Puedes leer el artículo completo en: : La historia real de un educador que ha dejado de educar para robar sueños

COMENTARIOS

Leave a Reply