La adquisición de Cerner marca el futuro de la industria de la...

La adquisición de Cerner marca el futuro de la industria de la salud

0

By Enrique Dans

La adquisición de Cerner por parte de Oracle, de cuyas conversaciones se llevaba hablando desde que el WSJ informó sobre ello el pasado día 15 de diciembre y que se anunció finalmente, a falta de aprobaciones regulatorias, el día 20, es un movimiento importantísimo por su elevada magnitud económica, 28,300 millones de dólares, pero sobre todo, es un clarísimo signo de la dirección a seguir por la industria del cuidado de la salud en los próximos tiempos.

El importe de la operación es brutal: es no solo la adquisición más grande jamás planteada por Oracle, más del triple de la de PeopleSoft, que lo había sido hasta el momento, sino también el motivo de que algunos analistas hayan alertado sobre los peligros del elevado endeudamiento que resulta de ella, importante incluso en una compañía de la magnitud de Oracle. ¿Qué lleva a Oracle a meterse en una adquisición de tal calibre que pone en peligro incluso su calificación financiera? ¿Y quién es Cerner?

Cerner es el mayor proveedor norteamericano de hardware, dispositivos y servicios tecnológicos aplicados a la información sanitaria, las llamadas Health Information Technologies o HIT. La compañía da servicio a más de 27,000 instalaciones de diversos tipos (hospitales, clínicas, consultas, laboratorios de analítica, centros diagnósticos, etc.) en todo el mundo con más de 29.000 empleados. Fue fundada en 1979 por Neal Patterson en una época en la que la idea de los sistemas de información era muy distinta a la actual, y ha crecido hasta convertirse en el segundo proveedor de registros electrónicos de salud a nivel mundial, la infraestructura que posibilita la compartición de datos de pacientes a través de los distintos actores en los sistemas de salud.

Por una cuestión de seguridad, siempre fundamental en cuestiones relacionadas con datos médicos, y de evolución desde sistemas diseñados con la tecnología entonces disponible, las instalaciones de Cerner funcionan con sus datos almacenados a nivel local, en servidores instalados en el hospital o en el proveedor de servicios de turno. Esto convierte a la compañía en una adquisición muy interesante, que permitiría a Oracle posicionarse muy bien como proveedor de servicios en la nube en el contexto de elevada seguridad y confidencialidad que se aplica a este tipo de datos, algo que sin duda fortalecería su posición. Si los datos de Cerner pasan a estar en la nube de Oracle y, además, se consigue una expansión favorecida por la potente infraestructura comercial de B2B de la compañía, la costosísima adquisición podría amortizarse razonablemente rápido.

Por otro lado, el movimiento anticipa lo que todos esperamos sea el nuevo escenario de la industria de la salud: datos privados, por supuesto, pero que puedan ser utilizados no solo para diagnosticar y hacer seguimiento de un paciente sin problemas ni redundancias, sino además, para poder llevar a cabo investigación consolidando datos de millones de pacientes en un formato y una red común.

Por otro lado, la operación supone no solo un riesgo para Oracle y una elevación que muchos juzgan insostenible de su nivel de endeudamiento, sino también un contrapunto de lo que otro actor relevante, Epic Systems, que gestiona datos del 54% de los pacientes en los Estados Unidos y del 2.5% de los pacientes en el mundo, está llevando a cabo mediante alianzas con los dos líderes del cloud computing, el AWS de Amazon y la Azure de Microsoft.

Con este tipo de operaciones, que el movimiento de los datos de salud a la nube va a producirse es ya una cuestión completamente evidente. A partir de aquí, la cuestión es quién consigue armar una propuesta de valor más razonable para sus proveedores, y sobre todo, quién consigue dotarla de prestaciones avanzadas no solo para facilitar el tratamiento de los datos de los pacientes, sino también la investigación médica, que podría experimentar el mayor avance de su historia posibilitando llevar a cabo estudios con datos de millones de pacientes de todo el mundo sometidos a las adecuadas garantías de privacidad.

Establecer una posición sólida en un entorno así, con esas posibilidades de crecimiento, no tiene precio, y menos aún si eres «la compañía de las bases de datos». Que la jugada le salga bien, sin embargo, no está garantizado, y que pueda superar en atractivo a las propuestas de otros proveedores con mayor penetración de mercado y menos endeudados, tampoco. Pero sin duda, se está conformando nada menos que el futuro del tratamiento de los datos de salud.

Puedes leer el artículo completo en: : La adquisición de Cerner marca el futuro de la industria de la salud

COMENTARIOS

Leave a Reply