El problema es el camino

El problema es el camino

0

By Isra Garcia

En relevos, el equipo que gana no es el que corre, nada o pedalea, más rápido – es el equipo que hace las mejores transferencias.

Lo mismo ocurre en la vida y en tu trabajo. Las responsabilidades que realizas podrían ser llevadas a cabo por muchas personas, pero alguien que es muy bueno haciendo tu trabajo, acepta el esfuerzo mental necesario para hacer el cambio de tareas, leer entre líneas, y hacer que varios temas estén fluyendo al mismo tiempo. Son ambas, estrategias y tácticas, las que cuentan.

No es un obstáculo, es el camino

A veces, pensamos que todo eso es lo que se interpone en nuestro trabajo. Suposición errónea, de hecho, cualquiera de esas cosas que podrían parecer un obstáculo, son en realidad el propio trabajo. Lo que se interpone en tu vida, se convierte en tu vida. O como decía Marco Aurelio, “lo que aparece en el camino, se convierte en el camino

Escribir una frase es fácil, lo que es difícil es decidir qué escribir en la siguiente frase.

Tomar decisiones es agotador. Requiere percepción y análisis, y sobre todo, tomar responsabilidad. Pretender liderar y coordinar es algo trivial, porque no hay un “¿Qué pasaría sí?”.

Parece que la carga mental de la gestión o dirección va sobre experimentar el fracaso.

El fracaso actuar, seguro, pero mayormente el fracaso potencial. Imaginar fallar antes de que suceda. En esas cosas que suelen ir mal. Y más importante que nada, en las cosas que no estás haciendo lo que sueles ver después. Nuestros cerebros, en ocasiones, suelen trabajar para aprender a ver a la vuelta de la esquina, para tener las agallas de delegar sin que hagamos nosotros el trabajo (incluso aunque eso cree más puntos imaginarios de fracaso). Escanear, tocar, considerar, analizar, repetir.

La carga mental de la preocupación

Hay otra cosa que es una carga mental innecesaria: la preocupación. A diferencia de lo mencionado antes, preocuparse no es algo que forma parte de tu trabajo; expresado a través de ciclos no productivos y pesimistas que van sobre cosas que están fuera de tu control. Es ese trabajo antiético que, inconscientemente, hemos acordado hacer,

Si quieres avanzar, necesitarás limpiar tu memoria de preocupación y eliminar cualquier cargas mentales, ya que solo es eso, una presión poco intelectual. Hacerlo liberará tu procesador, lo que conseguirá que puedas enfocarte mejor en las cosas que sí son esenciales.

La preocupación no es el camino, la carga mental tampoco, pero lo que te hace crearlas, los sucesos cotidianos de una vida incontrolable, sí lo es.

Atribución imagen: Erin Wilson.

IG – Empowering people, business and communities. – isragarcia.es // isragarcia.com

La entrada El problema es el camino aparece primero en Isra García – blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media..

Puedes leer el artículo completo en: : El problema es el camino

COMENTARIOS

Leave a Reply