BrandCenter: no resolverá tus problemas

BrandCenter: no resolverá tus problemas

0

By Iván Díaz


Reconócelo! Tú también te emocionaste con un deporte, te compraste toda la equipación, practicaste varias veces y ahora te preguntas qué hacer con todo eso.

Da igual lo equipado que pretendas ir a correr, eso no te hace un corredor.

Corredor te hace tu capacidad de madrugar para hacer unos kilómetros antes del trabajo, tu voluntad para salir cuando llueve, tu deseo de salir cuando no puedes, y sobretodo ser coherente con la vida que llevas.

Seguramente, si eres Runner de verdad, porque te gusta el deporte y crees en una vida equilibrada y saludable, no subirás al primer piso en ascensor… intentarás ir andando que no en metro por una parada…preferirás una cena saludable a una pizza de borde relleno con queso… seguramente.

El deporte, o cualquier afición que tengas, es una expresión de tu actitud frente a la vida. Las herramientas de las que podemos disponer sólo nos facilitan vivirla. No la crean.

En este sentido, muchas compañías y responsables de Marca, se enfrentan al mismo problema. Al problema de crear y vivir una Cultura.

La Marca es una forma de entender el mundo, es una forma de importarle a alguien y una forma de hacer las cosas.

Por ello, cuando nos enfrentamos a la Gestión de una Marca, nos enfrentamos a la Gestión de las Personas que hacen realidad esa Marca.

Las Marcas se activan hacia dentro para poderlas vivir hacia fuera.

Los empleados de una compañía, son los principales responsables de que una Marca se exprese hacia fuera de la forma correcta. Porque son, en primera instancia, los primeros en usarla cada día, en representarla, en ponerle alma y corazón, en darle forma, en llevarla en sus camisetas y en hacer que todo lo que promete sea realidad.

Eso implica ser capaces de caminar en la misma dirección, vivir los valores de la misma forma, expresar la personalidad en los comportamientos adecuados y cuidar la integridad de nuestra identidad en todo lo que hacemos.

Pero eso es un reto tremendamente complicado, sobre todo en organizaciones grandes y dispersas. Intenta enviar la última actualización del Logotipo a los 16.000 empleados de 20 países para que lo usen a partir de mañana. Intenta que los empleados conozcan el nuevo Tono de Voz mandando un email, o que todos vean la última campaña que hemos hecho, o que todos se enteren de cómo debemos usar las plantillas de PPT cuando las cambias.

Bueno. Muchos creen que la solución a estos problemas se llama BRAND CENTER.

EL BRAND CENTER
El Brand Center, no es más que una herramienta que nos permite aglutinar todo el conocimiento sobre la Marca para que sea accesible por toda la organización, de forma inmediata, actualizada y eficiente.

En realidad es algo muy sencillo que se ha ido complicando con el tiempo.

Nació como un espacio FTP en el que se mantenían actualizados los Manuales de una Marca, los recursos a emplear y las pautas necesarias para activarla correctamente. Vamos, era como tener un Google Drive ordenadito.

Hoy se han convertido en centros de información en tiempo real; en herramientas de comunicación transversal para las compañías; en lugares de aprendizaje continuo y evaluación de empleados; en una biblioteca gigante de recursos, herramientas, ejemplos y Mejores Prácticas; en un centro de control y evaluación de la Marca; y sobre todo en un punto de encuentro en el que vivir la cultura.

Hoy estas herramientas nos permiten llegar a todos los empleados y todos los colaboradores: agencias, proveedores, socios y cualquier persona que necesite estar alineada con la Marca para activarla correctamente.

Muchos venden y solicitan este tipo de herramienta como si fuera una especie de Mesías que arreglará todo tipo de problemas, y no pueden estar más equivocados.

Cuando tienes una alta dispersión de Marca en tu compañía, cuando nadie sabe ni mencionar tus valores, cuando los comportamientos son difusos, cuando cada uno hace lo que cree que debe hacer con la Marca… no necesitas un Brand Center, necesitas Cultura de Marca.

Es como pensar que comprándote las mejores zapatillas, saldrás a correr cuando llueve.

El Brand Center es una herramienta que nos permite activar una correcta Cultura de Marca, pero una cosa sin la otra no tiene sentido.

El Brand Center en sí mismo es una caja tonta que hay que llenar de contenido. Y la responsabilidad de mover ese contenido, que cale, que importe y que se siga, no es la función de unas líneas de código. Es la función de los Gestores a más alto nivel, de los responsables de la gestión de las Personas, de la Marca, de la Comunicación y del Negocio.

Un código en PHP no va a arreglar los problemas de desinterés de tus empleados por tu Marca.

Es cierto que este tipo de herramientas, el Center, el Guardian, de Gamificación y Aprendizaje, son fundamentales para poder garantizar que se pueda vivir una Cultura, controlarla, medirla y activarla.

Pero por sí solo, no es nada.

El Brand Center no hará que tus valores sean más entendibles para tus empleados. O que tengas mejores recursos de Identidad Visual. O que de repente tengas un Tono de Voz que exprese tu personalidad. O que transforme tu Propuesta de Valor, o deje de hacer que tu Misión, Visión y Posicionamiento sean tan endogámicos… no lo conseguirá. Solo lo recogerá.

Así que si crees que necesitas un Brand Center, pero no hay Cultura de Marca en tu organización, o no la tienes correctamente definida, puedes comprarte las zapatillas que quieras, que te saldrá más económico… o abrirte un Google Drive.

  • [message]
    • TRANSFORMA TU MARCA

En fin, Marca se hace no se compra.

Puedes leer el artículo completo en: : BrandCenter: no resolverá tus problemas

COMENTARIOS

Leave a Reply