¿Cometes estos errores en redes sociales?

¿Cometes estos errores en redes sociales?

0

By Jorge Planelló

Las redes sociales son una parte demasiado importante de nuestro blog como para no asegurarnos de que sacamos el máximo partido de ellas. Probablemente la mayor parte de las interacciones con nuestros lectores se producirán ahí, y no en nuestra web. Por eso, hemos recopilado una serie de errores frecuentes y soluciones:

  1. Tus redes sociales son un todo en uno: Aunque es una forma cómoda de gestionar las redes sociales, automatizar el proceso de publicación como si se tratase de una línea de fabricación en serie solo te conducirá al fracaso. Cada red social tiene sus particularidades. El “estar en todas partes” no es una buena razón de ser para tu estrategia de redes sociales.
    Solución: Prepara un plan para cada red social. No hace falta que te compliques, pero al menos ten claros tus objetivos para estar en Twitter, Facebook o Linkedin. Ten en cuenta por qué y cómo las usan otros blogs competidores. También cuál es el lenguaje y tono adecuados para conectar con tu audiencia en esas plataformas. A partir de ahí, desarrolla un plan de contenidos variado para sacarles partido a todas ellas.
  2. No agradeces a los que te recomiendan: Si alguien se ha tomado el tiempo para escribir una mención favorable sobre tu blog (o incluso una crítica constructiva), y tú no contestas, equivale a que en la vida real alguien te agradezca algo que has hecho por él y te des la vuelta sin ni siquiera mirarle.
    Solución: Por muy ocupados que estemos, es importante dedicar 20 minutos diarios a leer comentarios y preguntas relacionados sobre tus contenidos. Lo ideal es revisarlos frecuentemente, aunque esto dependerá de las expectativas de tu audiencia y el tipo de contenidos de tu blog.
  3. No aprovechas los ‘hashtags’: Una pregunta rápida a la que debes contestar también muy rápido. ¿Conoces cuáles son los 5 ‘hashtags’ más relevantes para tu nicho de contenidos? Un ‘hashtag’ es una etiqueta, pero no solo eso, yo diría que es un enlace a una conversación donde otras personas están hablando de un tema en concreto. Usar los ‘hashtags’ más importantes para ti te ayudará a expandir tu audiencia y conectar con otros blogs o colaboradores con intereses similares.
    Solución: Haz una lista de 5 o 10 ‘hashtags’ que sean importantes para tu blog. Puedes utilizar herramientas para monitorizar estos hashtags, como por ejemplo Hootsuite, o simplemente echar un vistazo a los mensajes de otros blogs competidores.
  4. No utilizas imágenes o las utilizas de forma incorrecta: Usar imágenes en tus post es tan importante como asegurarte de que el tamaño de las mismas es el correcto. Las imágenes te permitirán tener mejores ratios de interacción. Ahora bien, es esencial que el tamaño y resolución se ajusten a la plataforma.
    Solución: Utiliza imágenes, pero no a cualquier costa. Si de verdad quieres llamar la atención y ser algo original, puedes utilizar fotos de tu cosecha, de algún colaborador, de plataformas de pago o incluso gratuitas pero siempre de forma que tengan un valor añadido. Aquí tienes una infografía muy útil sobre los tamaños adecuados para las fotografías en Facebook.
  5. Publicas demasiado, o demasiado poco: Tan negativo es publicar con poca frecuencia como hacerlo de forma obsesiva, ya que puedes provocar cansancio en tu audiencia.
    Solución: Impón ciertas restricciones básicas a la hora de publicar. Pregúntate siempre si el post tiene algún interés para tus seguidores o si podría afectar a otro que acabas de publicar limitando su impacto. Ahora con Twitter Analytics podemos tener una idea más precisa de forma rápida y gratuita sobre el funcionamiento de nuestros post y así tomar decisiones sobre qué temas conviene compartir y cuáles no.
  6. Compras seguidores o estás tentado de hacerlo: Comprar seguidores no sirve nada más que para aumentar tu ego. Lo importante no son los números, sino las interacciones con tus contenidos. Y de esto último obtendrás bien poco porque la mayor parte de los seguidores serán falsos.
    Solución: Fácil. No comprar seguidores y armarse de paciencia. Si ya lo has hecho, no te fustigues: aún puedes eliminar esos seguidores fantasma.
  7. Improvisas y procrastinas sin remedio 🙂 Hay algo peor que cometer fallos en redes sociales que es no estar en ellas porque no tienes tiempo. Si el “Luego lo hago, que ahora no puedo” es tu lema, probablemente nunca llegues a hacerlo. Si ya estás, pero aún así te comportas de forma errática, las consecuencias son parecidas. En las redes sociales es bueno dar una imagen de que estás ahí y ser consistente. ¿Por qué va a perder nadie su tiempo si tú no estás dispuesto a hacerlo primero?
    Solución: Lánzate, aunque cometas errores. Ponerte manos a la obra en las redes sociales clave para tu blog te ayudará a planificar más tarde. Si ya estás en ellas pero te cuesta ser consistente, racionaliza tu tiempo en vez de intentar trabajar más con estos consejos. También puedes recurrir a plataformas de ‘freelancers’, como Elance o Workana, donde encontrarás personas especializadas dispuestas a ayudarte y con un coste bastante razonable.

Puedes leer el artículo completo en: : ¿Cometes estos errores en redes sociales?

COMENTARIOS

Leave a Reply