AUTORES Posts by Tuit Marketing

Tuit Marketing

14951 POSTS 2 COMENTARIOS
Lo mejor del Marketing en un sólo sitio. Revista de Marketing Online, con los mejores autores y diarios de la web.

0

By Enrique Dans

La reciente decisión de la comisaria europea de competencia, Margrethe Vestager, de acusar a los seis grandes estudios de Hollywood y a la británica Sky de prácticas anticompetitivas debido al uso de medidas de bloqueo geográfico dentro del mercado común europeo tiene mucho más fondo y merece mucha más atención de lo que inicialmente podría parecer, y podría terminar afectando de manera muy positiva a la competitividad y al desarrollo de un mercado único europeo.

Según la denuncia de la Unión Europea, los complejos acuerdos de licenciamiento geográfico que hacen que las series de televisión o las películas estén únicamente disponibles en determinados territorios de la Unión Europea supondrían una restricción a la libre competencia entre las diferentes cadenas, y deberían por tanto ser eliminados. Los canales de pago deberían poder ser accesibles desde cualquier país de la Unión Europea, emitan a través de la red o vía satélite: si un usuario de cualquier país desea acceder a esos contenidos, debería tener derecho a obtenerlos mediante el pago correspondiente. La medida crearía un escenario de competencia hasta el momento desconocido, en el que las cadenas tendrían que competir entre sí sin poder contar con ventajas exclusivas basadas en ventanas de explotación asignadas geográficamente, que definen artificialmente escenarios de competencia imperfecta.

La idea resulta perfectamente coherente con la estrategia de mercado único digital: todo contenido creativo , sean películas, música o televisión, debería estar disponible en las mismas condiciones en toda la Unión Europea, sin estar sujeto a ningún tipo de práctica discriminatoria derivada de razones comerciales. Para el mercado audiovisual, es sin duda lo mejor que podría ocurrir, aunque algunos vayan a tardar mucho en darse cuenta. Se acabó el sobrevivir en función de fronteras artificiales y en base a contenidos obtenidos en exclusiva para dentro de esas fronteras: si quieres ser competitivo, tendrás que serlo en las grandes ligas. Para empresas como Netflix, que únicamente está disponible en unos pocos países y con catálogos independientes y diferentes en cada uno de ellos, la idea de competir con un único gran catálogo completamente unificado resulta, sin duda, un verdadero soplo de aire fresco que hace que la situación se parezca mucho más a la que conocen en su mercado de origen, los Estados Unidos.

¿La gran diferencia? Lógicamente, que mientras en los Estados Unidos, ese mercado único es real y se basa en unos 320 millones de personas que hablan y consumen contenidos mayoritariamente en un idioma común, en la Unión Europea hablamos de quinientos millones de personas que, en realidad, distan aún mucho de considerarse un mercado único como tal, que hablan veinticuatro idiomas reconocidos como oficiales y más de quince no oficiales. El inglés, por supuesto, es el segundo idioma más hablado en el continente y, de facto, la lengua común con la que resulta más sencillo moverse, pero eso no impide que haya un segmento muy importante de esos quinientos millones de personas que no tengan especial interés en consumir contenidos en ese idioma. Para otros, en cambio, la idea de acceder a determinados contenidos con las ventanas de disponibilidad que suelen tener en mercados como el del Reino Unido, carentes de barreras idiomáticas con respecto a los Estados Unidos, resulta indudablemente muy atractiva.

Las posibilidades de ese mercado único de cara al consumo de contenidos son indudablemente muy interesantes. Pero sobre todo, hablamos de unas restricciones geográficas que no son ya más que un atavismo sostenido únicamente en función de intereses comerciales artificiales. Nos hemos hartado de decirlo a lo largo del tiempo: las ventanas de explotación geográfica no tienen ningún sentido en un mundo en el que los contenidos fluyen a través de una red global y están a nuestro alcance en unos pocos clics, y de hecho, su mantenimiento es en gran medida el responsable de muchos de los problemas que la industria afirma padecer. Eliminar ese tipo de restricciones en Europa es un primer paso importante, que debe ser llevado a cabo lo antes posible, y que además, cuenta ya con precedentes históricos.

Ninguna de las empresas objeto de la acusación ha contestado aún. En caso de ser encontradas culpables de prácticas restrictivas de la competencia, como de hecho resulta evidente por muy comúnmente aceptadas que estuviesen dentro de su industria, podrían tener que hacer frente a multas de hasta un 10% de su facturación anual. Pero sobre todo, estaremos demostrando un verdadero interés en hacer de Europa un verdadero espacio común, algo fundamental de cara a la construcción de su ventaja competitiva. Quedarán aún factores muy importantes de cara a que se genere un espacio genuinamente competitivo, pero en cualquier caso, parece un paso en la buena dirección.

Puedes leer el artículo completo en: : Las ventanas de explotación geográfica y el puzzle europeo

0

By lkolowich@hubspot.com (Lindsay Kolowich)

This post originally appeared on HubSpot’s Agency Post. To read more content like this, subscribe to Agency Post.

Nowadays, you don’t hear the phrase “office culture” without someone bringing up the open office concept. Cubicle farms have gotten a bad rap over the past decade or so, replaced with more innovative workplace setups that supposedly help breed creativity and collaboration. (Whether or not they actually do is up for debate.)

But open office plans aren’t the only way to spark employees’ creativity and innovation. According to the New York Times, “Studies of innovation come to the same conclusion: You can’t engineer innovation, but you can increase the odds of it occurring.”

So how are companies trying to improve the odds?

We’ve found four companies with a different approach to investing in employee creativity. While the effectiveness of these programs can be hard to measure given their inherent subjectivity, it’s interesting to see what companies are doing to help cultivate an innovative and inspirational work culture.

1) Sagmeister & Walsh: Flexible Vacation Policies

The concept of flexible vacation policies has been the talk of the town for the past few years. At HubSpot, we’ve found that an unlimited vacation policy means employees are more engaged and more productive when they are at work. They can spend less time worrying about plans and timing and more time thinking about how to do their jobs well.

But unlimited vacation is just one iteration of flexible vacation policies. In fact, 25% of the employers on Fortune‘s 100 Best Companies to Work For offer paid sabbaticals to their employees. While employee retention is one of the main draws of offering these long breaks to employees, another big benefit is letting them explore new ways of thinking.

Design agency Sagmeister & Walsh — which designed the album cover for The Rolling Stones’ “Bridges to Babylon,” among many other famous projects — actually shuts its doors and gives its employees an entire year-long sabbatical every seven years. The first time co-founder Stefan Sagmeister did this, it was because he realized the work coming out of the agency had started to look the same. So he decided to do something drastic: He completely shut down the firm for a year so he and his team could refresh their creative outlook.

That’s clearly enjoyable for myself, but probably even more important is that the work that comes out of these years flows back into the company and in the society at large rather than just benefiting a grandchild or two,” said Sagmeister in his TED talk, “The Power of Time Off.”

2) Pixar: Small Incubation Teams

If you’ve ever seen one of Pixar’s animated films, from the Toy Story trilogy to Finding Nemo to Ratatouille, you can begin to imagine how many creative minds it takes to produce a feature-length film. It’s not like a team of 10 people in a room came up with all those clever ideas — it takes every member of a 200-to-250-person production group to pull together a film.

“People tend to think of creativity as a mysterious solo act,” wrote Ed Catmull, president of both Pixar Animation Studios and Walt Disney Animation Studios. But in reality, each movie contains “literally tens of thousands of ideas.”

And during the creative process, not all of them are gold. So how do you sift through a wave of ideas to extract the very best ones? Pixar had a process.

“While I’m not foolish enough to predict that we will never have a flop, I don’t think our success is largely luck,” Catmull wrote. “Rather, I believe our adherence to a set of principles and practices for managing creative talent and risk is responsible.”

After Toy Story 2 came out in 1999, Pixar decided to change the mission of its development department. Instead of managing the birth and development of ideas all on its own, as they had in the past and as is traditionally done at other studios, the development department now helps directors put together small incubation teams to help directors refine their own ideas. The challenge is building a team that’ll work effectively together.

Then, once the team’s assembled, members go to work at hacking through the rough ideas and refining them. Great team dynamics are essential here.

Nobody pulls any punches to be polite,” Catmull wrote. “This works because all the participants have come to trust and respect one another. They know it’s far better to learn about problems from colleagues when there’s still time to fix them than from the audience after it’s too late.”

In the end, the philosophy rests on getting creative people together, giving them a lot of autonomy and support, and providing them with an environment for honest feedback.

3) Google: Rewarding Risk-Taking

Most managers would probably claim they encourage their employees to “be more creative” or “be more entrepreneurial.” Fail hard, fail fast … and so on and so forth. But what are they actually doing other than verbalizing it?

It’s one thing to say it’s OK to take risks and learn from failure, and it’s another thing entirely to mandate it. Google’s experimenting with the latter. You may have heard of the company’s famous 20% time policy, which requires employees dedicate 20% of their time (roughly one day per week) developing their own side projects. Products that’ve come out of 20% time include Google News, Gmail, and AdSense.

While the effectiveness of the program has been widely critiqued, its implementation is a testimony to how important the folks at Google believe individual innovation is. Being given ample time to go beyond your comfort zone can not only open the door to new challenges and opportunities, but it also allows people to exercise their natural problem-solving skills.

Once you have become accustomed to taking risks, you break free from the average way of living and thinking,” wrote Stacia Pierce in The Huffington Post.

4) Colgate: Flexible Working Hours

Whether employees have kids, doctor’s appointments, or simply work better in the early mornings or late at night, many companies have gotten good results from empowering them to work during hours that suit their lifestyle. Structure can hinder innovation, while allowing employees to focus on work when they’re working. Plus, working during their own high productivity hours can help bolster creative thinking.

At the same time, high-autonomy ethos can also strengthen trust and increase retention rates.

“The start-ups of Silicon Valley have reaped the rewards of giving employees a long leash,” wrote Claire Hodgson for The Guardian.

Flexible scheduling has become more and more common across a variety of industries, and Colgate-Palmolive’s only one of thousands of companies adjusting their policies to allow employees more work-life balance. But, as a 209-year-old company with an employee base of more than 35,000, its adoption of flexible working hours is particularly impressive. In fact, the company tops job search engine Indeed.com’s list of the 25 biggest companies that go “the extra mile” to help their employees have more of a work-life balance.

The key to success when it comes to flexible working hours? Efficiency and professionalism.

“Past and present employees comment on the Colgate-Palmolive employer review page [on Indeed.com] noting that management sets realistic expectations for employees, promotes time management skills, and clearly communicates,” said Mike Steinerd, Indeed.com’s director of recruiting. “Colgate-Palmolive offers some great benefits, such as flexible work hours, telecommute options, and nearby back-up childcare centers, which is a nice perk for work-at-home parents. As a result, Colgate-Palmolive has a high rate of employee retention, which is a testament to their culture.”

How effective are these innovation policies? Unfortunately, any metrics you’d use to measure them are a little hairy. There are plenty of folks out there who are skeptical about whether implementing programs like brainstorming sessions, science fairs, and so on actually make an impact on the bottom line. What seems to be the trend here is that, at the very least, employees like having these policies around — and that can help you retain and attract smart people.

What innovation policies do you find interesting? Share with us in the comment section.

Puedes leer el artículo completo en: : Can Company Policy Make Your Team More Creative? Here’s How 4 Companies Are Experimenting

0

By Alberto Iglesias Fraga

Desde que en 2008 se comenzaran a sentar las bases del ‘bitcoin‘, esta moneda virtual ha conseguido pasar de ser una idea experimental para los pagos electrónicos a convertirse en una divisa con cierta relevancia en todo el mundo, capaz incluso de ser considerada como una alternativa plausible a los problemas de países como Grecia, especialmente azotados por los efectos de la crisis económica.

Fue en enero de 2009 cuando los primeros ‘bitcoins’ comenzaron a circular por la Red y poco tardaron en aparecer las casas de cambio que permitían transformar el dinero de toda la vida en esta nueva moneda. La ‘deep web’ también aportó lo suyo al despliegue del ‘bitcoin’, ya que encontró en esta moneda una forma segura y anónima de mover dinero en transacciones online de dudosa moral. Pero también las tiendas legales del Internet que todos conocemos –como Rakuten o Showroomprive– están interesándose por esta alternativa de pago al no estar sujeta a ningún gobierno ni ningún banco central, por lo que no hay posibilidad de quitas, corralitos o preferentes.

Sin embargo, la historia del ‘bitcoin’ no ha estado exenta de burbujas y problemas relacionados con la volatilidad de esta moneda, al igual que de escándalos relacionados con las todopoderosas casas de cambio. Sobre los primeros incidentes, el ‘bitcoin’ experimentó una auténtica burbuja a finales de 2013 cuando pasó de valer 40 dólares a superar los 250 en apenas cinco semanas para luego caer un 50% en apenas una mañana. Por otro lado, y a pesar de que el ‘bitcoin’ protege supuestamente contra corralitos, lo cierto es que la quiebra en 2014 de Mt. Gox (una de las principales plataformas de intercambio de ‘bitcoins’) provocó la suspensión inmediata de las retiradas de capital desde este servicio, con lo que la gente que tenía dinero en este servicio se vieron incapaces de sacar sus ahorros.

Precisamente para evitar esta dependencia de las grandes plataformas de intercambio de ‘bitcoins’, cada vez están proliferando más las tecnologías de ‘bitcoin’ que se alejan de este funcionamiento de las casas de cambio tradicionales. Y una de las plataformas que más interés está suscitando actualmente es 100% española. Su nombre es Coinffeine.

Coinffeine, la nueva forma de usar ‘bitcoins’

Nacida a finales de 2013, fue una serie de desarrolladores de software de nuestro país los que decidieron adentrarse en el mundo de criptodivisas y propusieron una forma descentralizada de intercambiar ‘bitcoins’, con la que reducir la dependencia de este tipo de entidades y favoreciendo el intercambio de divisas y ‘bitcoins’ entre personas (P2P, peer-to-peer) de manera descentralizada, segura y anónima.

Bajo la batuta de Alberto Gómez, Ximo Guanter, Álvaro Polo y Sebastián Ortega, Coinffeine ya empezó a cambiar los moldes desde el propio momento de su fundación. No en vano, esta empresa ha sido la primera que se ha constituido legalmente en todo el mundo con un capital social compuesto totalmente de ‘bitcoins’. Se trata de una fórmula no especificada en las leyes españolas, con lo que estos cuatro emprendedores decidieron validar los 3.000 euros digitales necesarios para crear una Sociedad Limitada con un cheque de papel verificado ante notario.

Su despegue desde ese momento ha sido fulgurante. En noviembre del pasado año, Bankinter decidió invertir en Coinffeine a través de su empresa de capital riesgo, siendo uno de los primeros bancos del mundo en apostar decididamente por este tipo de transferencias de la moneda digital por excelencia.

Su siguiente paso debía ser el despliegue a escala global, un paso que han dado hace apenas unos días. En ese sentido, Coinffeine anunció la disponibilidad de su plataforma en más de 70 países, incluyendo los 33 estados miembros de la SEPA y países como China, Rusia, Indonesia o Brasil, todos ellos destacados mercados en este ámbito y de difícil entrada para su competencia.

¿Cómo funciona Coinffeine?

La gran diferencia de la propuesta española frente al resto de plataformas de intercambio de ‘bitcoins’ radica en que Coinffeine pretende eliminar el intermediario en estas operaciones, facilitando que las transacciones se produzcan de forma directa entre las dos partes interesadas. Eso es posible gracias a un modelo matemático basado en la teoría de juegos que elimina el incentivo que pueda tener una de las partes para defraudar a la otra. Esta tecnología podría posibilitar en un futuro cercano el intercambio seguro entre particulares de todo tipo de activos o productos financieros digitales, como acciones, futuros o derivados.

La seguridad es otro de los puntos clave de Coinffeine, ya que el usuario mantiene en todo momento el control de sus ‘bitcoins’ y gestiona sus fondos en monedas locales y a través de pasarelas de pago como OKPay o PayPal. En ese sentido, esta plataforma está completamente distribuida, como BitTorrent, de forma que incluso si su servidor está saturado, es hackeado o explota no afectará a la red y el intercambio entre particulares continuará como si nada hubiese pasado. Su código es, además, abierto, con lo que cualquier informático puede analizarlo y comprobar su seguridad, fomentando la colaboración entre la comunidad que se está gestando en torno a este servicio.

bitcoins

Por el momento, Coinffeine no admite más criptomonedas que Bitcoin, pero quien sabe si algún día esta plataforma se ampliará al resto de posibilidades –como Litecoin o Dogeocin- y confirmará así el éxito de la referencia española en el mundo del dinero digital.

Puedes leer el artículo completo en: : ¿Bitcoins ‘made in Spain’? La historia de Coinffeine

0

By Isra Garcia

Si algo de verdad me hace sentir orgulloso al escribir este post y decir lo que voy a decir, es que hablo no solo en mi nombre, sino en el nombre de todos los que conocen a Alexis Talaverón, repartidos por todo el mundo, eso lo hace más real, más verídico.

Historia

Alexises un tipo fuera de lo común, un Mapmaker, lo conocí hace ya más de 4 años cuando llegué por primera vez a Ibiza a trabajar en varios proyectos. Nuestro encuentro fue fortuito, por cuestiones de trabajo, los dos trabajábamos para el mismo proyecto, Amnesia Ibiza.

Algo que transforma las cosas

Mira, cuando conoces a Alexis por primera vez, algo te cambia, cuando lo conoces más maravillas, una persona sin complejos, hambriento por vivir una vida desconocida que se abre impasible ante sus ojos, amante de los excesos, de buscar soluciones para cualquier persona que venga con un problema a la puerta de Alexis. Muchos lo pueden considerar un RR.PP. de grandísimos clubs y promotoras mundialmente reconocidas, el alma de la fiesta, la persona de la cual no puedes prescindir si quieres que tu negocio sea conocido en la isla de Ibiza, pero nada de eso realmente importa demasiado. Lo que sí importa es que Alexis, intercambió un mundo donde encajar por una oportunidad para crear su mundo, aquel donde es feliz y ayuda a personas a serlo.

Está dibujando su mapa y eso es lo que importa y cambia las cosas.

Algo te toca, algo te mueve, algo te deslumbra en él, es como esa pequeña y simpaticona hada madrina que te golpea sutilmente con su varita mágica. Impregnándote de su alegría y optimismo. Rociándote de su felicidad y ganas de vivir, Alexis, maldita hada madrina.

Cuando dibujas, otros se dan cuenta

Solo una persona posee la solemnidad necesaria para ser unánimemente ovacionado donde quiera que va – además hacer la preparty de su cumpleaños en Circoloco (DC10 – Ibiza) y Cocoon (Amnesia – Ibiza), Alexis Talaverón. Este es el hecho divertido.

Estar cerca de Alexis es como encontrarte de repente con un duendecillo vestido de marinero, de Buzz Lightyear, de Cupido o de Ángel Gabriel, bueno no es cómo, realmente es encontrarte a uno de estos personajes. Creo que si intentara contar a cuanta gente ha entretenido, ha hecho sonreír y ha ayudado a lo largo de su corta pero intensa vida, probablemente le llevaría más del doble de una vida el lograrlo. Alexis, maldito genio caído del cielo.

Su energía, ilusión y alegría hace que otros queden impactados, deja una huella que incita a sacar tu mejor sonrisa, a vivir más intensamente, a apreciar los pequeños detalles del día a día, a hacer algo que nunca antes hubieras hecho, eso es de lo que es capaz Alexis Talaverón.

El lunes / martes pasado fue su cumpleaños y a pesar de que estaba en Ibiza, no pude asistir como estaba previsto. Allí iba a decir estas palabras aquí escritas.

Feliz cumpleaños Alexis, sigue dibujando tú mapa.

IG – Empowering people, business and communities. – isragarcia.es // isragarcia.com

Puedes leer el artículo completo en: : El acto de dibujar tu propio mapa e impactar al hacerlo

0

By Alberto Iglesias Fraga

Según un reciente estudio, más del 75% de los ladrones presos creen que otros delincuentes utilizan las redes sociales para decidir quién va a ser su próxima víctima. Y es que Facebook, Twitter, Foursquare o Instagram se han convertido las nuevas armas de los cacos a la hora de saber si estamos o no en nuestros domicilios.

Así, si hasta ahora estos delincuentes se guiaban por las pistas de toda la vida (como que el buzón rebose cartas, que las luces no se enciendan en varios días, la posición de las persianas…) ahora se sirven de Internet y los medios sociales para averiguar si estamos disfrutando de unas merecidas vacaciones que les den vía libre a robarnos nuestros objetos más preciados.

“La imprudencia de muchos usuarios de redes sociales puede facilitar a los ladrones de domicilios información de toda índole, desde dónde viven y qué dinero y cosas de valor poseen hasta cuánto tiempo estarán fuera de su casa por un viaje de trabajo o de ocio”, explica el consejero delegado de la firma vasca de domótica Wattio, Patxi Echeveste. “Las señales las dejamos con fotografías y comentarios volcados en tiempo real en Instagram, Facebook, Twitter, Foursquare, etc., de que estamos lejos de nuestro domicilios. Con tan solo leer los metadatos de una simple foto subida a una red social, se puede saber la geolocalización y día, hora, año en que se ha publicado”.

Las aplicaciones que más ayudan a los ladrones

¿En qué webs o portales suelen fijarse los ladrones para saber si estamos o no de vacaciones? Aunque estos delincuentes pueden obtener esta información de muy diversas fuentes, lo primero que buscan son indicios en nuestros perfiles sociales abiertos de que estamos fuera, como las típicas imágenes de postureo en Instagram desde lugares paradisíacos, comentarios de que pensamos hacer un viaje a algún destino en una fecha determinada o interacciones en Twitter con portales de viaje, comentarios en webs de viajes solicitando información de un determinado lugar, etc.

Aun así, casi todas las apps que se sirven de la conexión GPS de nuestros smartphones son susceptibles de ser usadas por los cacos en nuestra contra. En ese sentido, tanto Twitter como Instagram permiten geolocalizar nuestros mensajes, con lo que los delincuentes pueden saber en tiempo real donde nos encontramos. Igual caso ocurre con las aplicaciones que piden hacer ‘check-in’ en los lugares donde nos encontramos, como Foursquare.

Cuatro consejos para usar las redes sociales de forma segura este verano

1. Nunca escribir en redes sociales nuestra dirección, información personal u otro tipo de datos que puedan resultar comprometidos.

2. Configurar las redes sociales para que solo las personas más cercanas puedan acceder a nuestras publicaciones.

3. Evitar compartir de manera automática información sobre la geolocalización. Muchas aplicaciones llevan incluido este servicio, que no se debe utilizar.

4. No publicar fotografías de las vacaciones, mientras se están disfrutando, o borrar la información contenida en las mismas, como el lugar desde el que se están enviando.

Instacacos, una campaña para concienciar sobre una Web 2.0 responsable

Para facilitar que la sociedad tome conciencia de estos peligros, la compañía vasca Wattio ha puesto en marcha una campaña, llamada Instacacos, con la que quieren sensibilizar a los internautas a utilizar de forma más segura sus redes sociales durante este verano.

Como explica Patxi Echeveste, esta innovadora campaña de sensibilización tendrá lugar en Instagram y también desde su web (www.instacacos.com), en la cual explican “las recomendaciones más sencillas y en tono humorístico para lograr una mayor sensibilización entre la población joven, que es la que más emplea las redes sociales en vacaciones para difundir en tiempo real su presencia en el destino turístico”.

Tu´ en #ca´diz postureando, y yo mientras aqui´ mangando ok

En Instagram, Wattio ha puesto “a trabajar” a una simpática pareja de ladrones para que toda persona que suba una fotografía de sus vacaciones a Instagram sin tomar las precauciones básicas sea consciente del riesgo que está asumiendo. Para ello, compartirán fotografías personalizadas con las etiquetas vacacionales más típicos (#mallorca, #lanzarote, #benidorm, #tarifa, etc) y comentarán fotografías de quienes suban sus fotografías a dichos hashtags para invitarles a conocer estas recomendaciones.

Puedes leer el artículo completo en: : Las redes sociales, la nueva arma de los ladrones en verano

0

By Marcos Merino

“Gran parte de la ingente cantidad de información que se produce en el mundo es de origen digital y existe en una gran variedad de formatos: texto, bases de datos, grabaciones sonoras, películas, imágenes. Para las instituciones culturales que tienen a su cargo el acopio y la preservación del patrimonio cultural, definir qué elementos deben conservarse para las generaciones futuras y cómo proceder en su selección y conservación, se está volviendo un problema apremiante”.
(Directrices para la preservación del patrimonio digital, UNESCO, 2003)

El pasado 10 de julio, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto que regulará el depósito legal de las publicaciones on line. Este paso se da ahora, 4 años después de la aprobación de la Ley 23/2011 de Depósito legal (en la que se consideraban por primera vez como objeto de depósito legal los sitios web y las publicaciones on line) con el objetivo de detallar los procedimientos de gestión de estas publicaciones. Y 12 años después de la aprobación del documento de la UNESCO que señalaba como ‘apremiante’ la cuestión de la preservación del patrimonio digital.

La ley define como ‘publicación en línea’ todo “contenido de cualquier naturaleza difundido en un soporte electrónico no tangible, archivado en un formato determinado y susceptible de identificación y tratamiento diferenciado, que sea objeto de difusión”. Por otra parte, la nueva regulación está específicamente dirigida a aquellos sitios web que contengan “patrimonio bibliográfico, sonoro, visual, audiovisual o digital de las culturas de España”.

Novedades del nuevo decreto

Dadas las especiales características de este tipo de publicaciones y la imposibilidad de ser exhaustivos en su captura, almacenamiento y preservación en las condiciones tecnológicas actuales, el texto legal introduce una serie de novedades con respecto a la regulación del depósito legal de las publicaciones en soporte tangible:

  • La iniciativa del depósito no está en los editores, sino en los centros de conservación (la Biblioteca Nacional de España y los designados por las CC.AA. en el ámbito de sus competencias), que determinarán las prioridades en el patrimonio documental en línea a preservar.
  • La obligación de los editores y productores de contenido en línea se limita a dejar que los centros de conservación recolecten sus publicaciones o a facilitar el depósito cuando estos se lo soliciten.
  • No se asignará número de depósito legal a las publicaciones en línea.
  • El depósito se realiza mediante recolecciones automáticas de los sitios web objeto de depósito legal por medio de software especializado (robots) que rastrean y archivan internet, o –cuando esa recolección automática no es posible por tratarse de ebooks o bases de datos- acordando entre los editores y los centros de conservación los medios más eficaces para transferir las publicaciones objeto de depósito legal a los centros de conservación.

La Biblioteca Nacional Española como archivo digital

Pero la labor de conservación del patrimonio online español por parte de la Biblioteca Nacional se remonta a varios años antes de la ley o del nuevo real decreto: desde 2009 se han llevado a cabo 8 recolecciones masivas del dominio .es con la colaboración de Internet Archive (esta colección web se trasladó a los servidores de la Biblioteca a finales de 2014, gracias a un acuerdo de colaboración con Red.es).

A principios de 2014, la Biblioteca instaló en un entorno de pruebas el sistema de recolección NetarchiveSuite, empleado por las bibliotecas nacionales de Dinamarca, Francia, Austria y Estonia para este mismo propósito. Gracias a dicho sistema, la Biblioteca Nacional ha llevado a cabo, ya por su cuenta, recolecciones selectivas de la web española vinculadas con acontecimientos históricos y sociales relevantes ocurridos en nuestro país, como la muerte de Adolfo Suárez, la abdicación de Juan Carlos I o las elecciones municipales y autonómicas. En varias de ellas han participado los centros de conservación de las CC.AA colaborando con el envío de sitios web a recolectar.

Imagen | por Johan Larsson via Flickr

Puedes leer el artículo completo en: : La Biblioteca Nacional Española archivará Internet

0

By Marcos Merino

Cuando la World Wide Web nació, impulsada por jóvenes desarrolladores y emprendedores de todo el mundo, la muerte como hecho social parecía algo ajeno a la misma, algo más propio del mundo analógico del que teníamos la oportunidad de escapar a través de los módems y las pantallas.

Pero en los más de 20 años transcurridos, muchas cosas han cambiado: los jóvenes geeks de antaño no son tan jóvenes, la población más mayor han empezado a superar la brecha digital, e Internet ha dejado de ser un compartimento estanco frente al mundo real. Y por ello, han surgido iniciativas que buscan otorgar un espacio digital al luto y el homenaje a los que se han ido. Ésa es la misión de Alife.

¿Qué es Alife?

Alife se define como “una red social gratuita que permite reunir a amigos y familiares en torno a un ser querido fallecido, y compartir los recuerdos a través de imágenes, textos, vídeos, etc. Contribuye así a homenajear a esa persona que fue importante en nuestras vidas y cuyo recuerdo queremos mantener vivo, además de facilitar el proceso de duelo de quienes le quisieron”. La web está operativa, y de momento –y sin haber hecho el lanzamiento– cuenta ya con 3.000 usuarios.

Otro objetivo de Alife es promover que “seamos responsables de nuestra muerte digital” (es decir, por la suerte que correrán nuestros perfiles sociales): los perfiles de personas fallecidas “no encajan” en las actuales redes sociales, y Alife pretende convertirse en el lugar donde derivarlos.

La historia: de Barcelona a San Francisco

Alife nace de la colaboración entre Lideralia (una startup barcelonesa que “nace con la idea de iniciar proyectos tecnológicos que aporten a la sociedad”) y de Free Range Puppies (una agencia y productora de comunicación formada por españoles residentes en San Francisco, EEUU).

Según nos explica Will Acha, Brand Director de Free Range Puppies, “cuando nos conocimos, les contamos la idea de usar la tecnología para ayudar a la gente que ha perdido a alguien y ellos se entusiasmaron con las posibilidades que esto tenía y del impacto social que podría provocar”.

#1MMemories

Durante el proceso de elaboración del plan de comunicación de Alife, Free Range Puppies decidió impulsar la creación de un movimiento “para luchar contra el taboo de la muerte y el duelo en la sociedad, dando voz a todos aquellos que han perdido a alguien para que compartan un recuerdo de esas personas”.

Así nació la iniciativa por un Día Nacional de Conciencia del Duelo (National Grief Awareness Day), que el pasado 21 de julio inició la recogida de un millón de recuerdos en las redes sociales (recogiendo 1500 publicaciones acompañadas del hastag #1MMemories en los dos primeros días), con el objetivo de recopilarlos en un libro que se remitiría a Barack Obama junto a una petición de declaración del citado Día Nacional.

En el caso de España, Jordi Martínez (Lideralia) nos señala que “pese a su reputación de no tener cultura de compartir el dolor de una forma tan abierta como lo hacen en EEUU, nos está sorprendiendo tanto a nivel de usuarios que ya están utilizando Alife“.

Financiación y modelo de negocio

Alife siempre será abierta y gratuita“, prosigue Martínez, “pero la forma de mantener esta aplicación en un futuro y de convertirla en rentable pasará por la contratación de espacio online (nube) donde almacenar nuestros propios recuerdos de forma cronológica creando nuestra propia ‘Line’ en vida”.

Por ahora, Alife se financia con micro inversión colectiva o cuentas en participación, con la intención de acercar la oportunidad de invertir a todos. La ronda de financiación para desarrollar el proyecto se inició en abril de 2014, y ha conseguido reunir 970.000 euros. Actualmente cuenta con 800 microinversores particulares.

Puedes leer el artículo completo en: : Alife, una red de luto digital

0

By esnider@hubspot.com (Emma Snider)

This post originally appeared on HubSpot’s Sales blog. To read more content like this, subscribe to Sales.

Struggling to get along with your manager? It’s probably not you. There’s a good chance your boss should never have been promoted in the first place.

According to research from Gallup, companies promote people who lack some or all of the innate talents necessary to be an effective manager a staggering 82% of the time. Yikes.

But before you start pointing fingers, consider that leaders don’t exactly have an abundance of qualified candidates to choose from.

“Great managers are scarce because the talent required to be one is rare. Gallup’s research shows that about one in 10 people possess high talent to manage,” Amy Adkins writes in a blog post. “Though many people have some of the necessary traits, few have the unique combination of talent needed to help a team achieve the kind of excellence that significantly improves a company’s performance.”

1-in-10.png

So what are the traits that separate naturally great managers from average or even subpar ones? Gallup pinpointed five “talent dimensions” that help exceptional managers acheive results:

  1. Motivational ability
  2. Assertiveness
  3. Accountability
  4. Relationship building
  5. Decision making

The graphic below offers a more in-depth explanation of each of these dimensions:

Talent-Dimensions.png

Are these traits only limited to innately talented managers? Yes and no. Adkins makes a critical distinction: “Gallup defines talent as the natural capacity for excellence. People can learn skills, develop knowledge, and gain experience, but they can’t acquire talent — it’s innate,” she writes. In addition, high-talent managers achieve this distinction because they naturally possess all of these traits — not just one or two.

However, just because high-talent leaders are the exception to the rule doesn’t mean it’s impossible to find them.

“Ironically, [Gallup’s chief scientist Jim] Harter is convinced that the most highly talented manager prospects are hiding in plain sight within organizations, and the use of some predictive analytics tool can help them make more informed hiring decisions,” Mark C. Crowley writes in a Fast Company article. And organizations “employing these disciplines have realized a 48% increase in profitability, a 22% increase in productivity, and 30% jump in engagement scores, the Gallup report notes.”

Besides being effective leaders who drive results, high-talent managers also boast other advantages. For instance, they’re twice as likely as their limited-talent counterparts to be engaged at work, and are also better brand ambassadors.

talentperformance.png

Do you agree with this research? Why or why not? Managers — does innate talent matter more than skill development? Let us know your thoughts in the comments.

Puedes leer el artículo completo en: : 82% of Managers Aren’t Cut Out For the Job: Do You Have What It Takes?

0

By Enrique Dans

El experimento de Andy Greenberg para Wired publicado el pasado 21 de julio, en el que se sometió a las diabluras de dos hackers que le demostraron hasta qué punto podían interferir con los controles del Jeep Cherokee que estaba conduciendo – empezaron manejando el aire acondicionado, la radio, los limpiaparabrisas, la pantalla… y terminaron cortando la transmisión y hasta los frenos – ha provocado que la compañía, Chrysler, haya llevado a cabo una retirada completa de 1,4 millones de vehículos para intentar corregir la vulnerabilidad.

Una vulnerabilidad que, además, no podía ser modificada simplemente enviando un parche de software a los vehículos, sino que ha resultado enormemente difícil de corregir, ha requerido una intervención física en el automóvil, y ha obligado a la compañía a comunicar a los propietarios que pasasen inmediatamente por un concesionario o bien utilizasen la memoria USB que iban a recibir para actualizar ellos mismos el software de sus vehículos.

Con todos los fabricantes de automóviles esforzándose por conseguir que se parezcan lo más posible a un smartphone, siempre conectado y siempre listo para recibir información de sensores y servicios de todo tipo, el experimento de Wired tenía todos los elementos para ser tomado como una auténtica llamada de alerta: la marca no podía hacer otra cosa más que lo que ha hecho, a pesar de ser una medida con un coste muy difícil de calcular no solo en términos de coste directo, sino de posibles efectos en su reputación e imagen de marca. Fiat-Chrysler se ha convertido en la primera compañía automovilística que se ve forzada a hacer una retirada de producto de este tipo, pero sin duda, no será la última. Y sin duda, la drástica medida ha compensado con respecto a lo que habría podido significar convertirse en el primer automóvil cuyo conductor es asesinado mediante una actuación remota a través del software del vehículo.

Hasta aquí, por sorprendente que parezca, todo es normal. Una cantidad cada vez mayor de todos los productos que utilizamos contienen elementos gestionados por software y están cada vez más conectados a la red. La gran batalla de las empresas de telecomunicaciones es ver cuál de ellas añade más objetos conectados: de los 2,1 millones de “clientes” que AT&T añadió a su cuenta el pasado trimestre, más de la mitad eran coches, y 600.000 más eran tablets u otros dispositivos que no eran teléfonos. Cuando vemos a Google construir todo un campus en Carnegie-Mellon dedicado a la internet de las cosas, o a la Universidad de Michigan crear toda una ciudad simulada para hacer pruebas con vehículos autónomos, es evidente que el signo de los tiempos es que todo se conecte a la red. Todo. Piensa en tu bicicleta, tus electrodomésticos, los sitios de aparcamiento, las señales de tráfico, la cerradura de tu casa, las luces, la puerta de tu despacho… to-do. Y en efecto, del mismo modo que todo va a estar conectado, todo va a ser hackeable.

Porque la gran verdad es simplemente esa: que todo es hackeable. Que desde el principio de los tiempos, siempre que se pueda definir un interés suficiente para ello, todo objeto con tecnología es hackeable. No importa la cantidad de medidas de seguridad que te esfuerces en poner: podrás convertir la tarea en más compleja, lo que al tiempo funcionará como un reto mayor, pero dado el incentivo adecuado, podrás ser hackeado, seas quien seas y hagas lo que hagas. No es tecno-fatalismo: es la verdad.

Una verdad que, además, no se limita a las tecnologías digitales. Si tengo suficientes ganas de asesinar a alguien, puedo perfectamente hackear su vehículo, aunque hackear en ese caso se reduzca a algo tan aparentemente poco tecnológico como meterme debajo de su automóvil cuando está aparcado, localizar la conducción del líquido de frenos y cortarla, por decir algo. Tecnologías diferentes, métodos y herramientas diferentes, pero un hack al fin y al cabo. Con más o menos trabajo, podemos hackear desde la tostadora del pan hasta el portero automático. Lo que ocurre es que generalmente, aunque no sea técnicamente complejo hacerlo, no lo hacemos. Podemos hacerlo, es posible y no especialmente complejo, pero decidimos conscientemente no hacerlo.

A medida que los objetos se conectan a la red, las posibilidades de hackearlos se convierten no solo en más numerosas, sino también, supuestamente, en más “limpias”. Los hackers que se dedicaron a jugar con el Jeep Cherokee del bueno de Andy Greenberg estaban tranquilamente sentados en casa de uno de ellos a quince kilómetros de distancia, delante de su portátil, interfiriendo con el vehículo mientras transitaba por la autopista. Sin duda, mucho menos incómodo que tener que entrar en el garaje o meterse debajo del vehículo en plena calle con un alicate. Además, proporciona un nivel de control mucho mayor, más fino y con infinitas posibilidades maléficas más. Pero de nuevo: que se pueda hacer no significa que vayamos a hacerlo. Por el momento, que sepamos, cuando ha ocurrido ha sido parte de un experimento mediático controlado, no en un caso de asesinato llevado a cabo en modo “que parezca un accidente”.

Los automóviles hoy son infinitamente mejores y más seguros que hace algunos años, cuando no tenían toda la tecnología que hoy tienen. Determinados automóviles antiguos pueden ser divertidos de conducir… un rato. Al final, resultan mucho menos seguros que sus equivalentes de hoy. Con los objetos que utilizamos todos los días pasará lo mismo: en no mucho tiempo, recordar cuando la cerradura de nuestra casa o nuestro aire acondicionado no estaba conectado a internet será una evocación de un tiempo pasado que muy pocos considerarán mejor. Pero en el medio, habrá infinitos episodios de hacking, desde simpáticos que nos elevan o disminuyen la temperatura de nuestra casa o nos encierran dentro de ella, hasta – desgraciadamente – cosas mucho peores. Siempre ha ocurrido así, con prácticamente todas las tecnologías: se establece una carrera entre quienes las diseñan y quienes las torturan hasta encontrar sus límites, y de esas carreras surgen estímulos para seguir trabajando y esforzándose para hacerlas cada vez mejores. Así ha ocurrido siempre, y así va a seguir ocurriendo. Si a alguien se le ocurre pensar que como pueden pasar cosas de ese tipo, es mejor prescindir de la tecnología… que se lo haga mirar.

Puedes leer el artículo completo en: : Todo es hackeable

0

By Marcos Merino

El mundo de la tecnología y la cibercultura ha sido abordado por el cine documental en multitud de ocasiones, en muchos casos con resultados de gran interés, aunque no siempre con la popularidad que se merecían. Así que, aprovechando que (con un poco de suerte) algunos tendréis más tiempo libre en las próximas semanas, os sugerimos una breve lista de documentales con los que ocuparlo.

Para gamers: ‘Indie Game: The Movie’

Indie Game: The Movie es un proyecto de dos directores canadienses (Lisanne Pajot y James Swirsky) que se alzó en 2012 con el ‘World Cinema Documentary Editing Award’ del festival de Sundance tratando de mostrar al público el proceso de desarrollo y comercialización de un videojuego indie, y todo lo que lo rodea. Después de dos exitosas campañas de financiación colectiva en Kickstarter, de rodar 300 horas de metraje y de encargarse de todos los aspectos del film a excepción de la banda sonora, Pajot y Swirsky pudieron estrenar su obra en enero de 2012 y empezar a distribuirla comercialmente en junio del mismo año.

El documental se centra en mostrarnos los problemas técnicos, empresariales y familiares de los desarrolladores de los videojuegos indies ‘Braid’ (de Jonathan Blow), ‘Super Meat Boy’ (de Edmund McMillen y Tommy Refenes) y ‘FEZ’ (de Phil Fish): ruptura con socios, situaciones financieras precarias, plazos de lanzamiento ajustados, incomprensión de parte del público… en todo caso, obstáculos que finalmente se superarán, pues los 3 fueron lanzamientos exitosos en su momento.

Para ciberactivistas: ‘The Internet’s Own Boy’

Brian Knappenberger había dirigido en 2012 un documental llamado ‘We Are Legion’ sobre la historia del hacktivismo desde los tiempos de Cult of the Dead Cow hasta los de Wikileaks y Anonymous. Tan sólo dos años después, su nueva obra (financiada parcialmente a través de crowdfunding) destacaba en festivales como los de Sundance, Toronto o el SXSW. ¿Su principal motivación? La muerte en 2013 del ciberactivista y desarrollador Aaron Swartz, protagonista del documental que nos ocupa.

Swartz, co-creador de tecnologías tan fundamentales para Internet hoy en día como el RSS, el lenguaje Markdown, las licencias Creative Commons o el portal Reddit, se suicidó a los 26 años a causa del acoso judicial de la fiscalía, que solicitaba para él 35 años de cárcel por haber descargado 4,8 millones de documentos académicos del portal JSTOR.

El documental realiza un repaso a la vida de este notable hijo de la Red, recogiendo testimonios de la gente que le rodeaba. Puedes verlo aquí mismo de forma legal (como no podía ser menos, se acoge a una licencia CC) y con subtítulos en español:

Para diseñadores: ‘Helvetica’

Hacemos algo de trampa aquí: este documental dirigido por Gary Hustwit, estrenado en 2007 y premiado en el festival SXSW gira en torno a un elemento nacido en el mundo analógico aunque su influencia se proyecte hasta nuestros actuales PCs: Helvetica, considerada por muchos diseñadores como la más bella del mercado de las fuentes tipográficas.

El documental, que aborda la influencia de Helvetica en el diseño gráfico y la cultura visual del último medio siglo, se convertiría con el tiempo en la primera parte de una muy recomendable trilogía dirigida por Hustwit: la ‘Trilogía del Diseño’, que incluiría también a ‘Objectified‘ (2009, sobre diseño industrial) y ‘Urbanized‘ (2011, sobre diseño urbano).

Helvetica – trailer from gary hustwit on Vimeo.

A documentary film by Gary Hustwit. http://www.helveticafilm.com

Puedes leer el artículo completo en: : Tres documentales ‘geeks’ que ya deberías haber visto

LO ÚLTIMO